Un viaje inolvidable, una experiencia única

Cuando la Fundación NED nos dio, a mi marido y a mí, la posibilidad de viajar a Zanzíbar fue tal la ilusión que sentimos que no tuvimos necesidad de crearnos expectativas.

Un mes después de nuestra llegada y habiendo intentado asimilar lo vivido, sólo podemos decir: Asante sana!, Thank you so, ¡so much!, ¡¡Muchas, muchas gracias!!

Ahora, entiendo muy bien a mis queridos voluntarios cuando realizan sus Evaluaciones de la Estancia Solidaria tan escuetas; ¿cómo expresar con palabras tantos sentimientos?

Es difícil, creo incluso que para cualquier experimentado escritor…

No es sólo la isla, que es espectacular… son sus gentes, amables, serviciales, atentas…

No hay palabras en ningún diccionario que definan a nuestros compañeros (siempre lo serán): tanto a Pepe como a mí nos brindaron todo su cariño: Hadia, Dr. Said, Iddi, Dr. Luna, Dr. Mohammed, mamma Tatu, … en el Instituto; esa maravilla que pude al fin conocer y que me llenó de emoción. Las fotos en la ventana, nuestra ventana al mundo.

Hussein, Ruwayda, las mammas, los niños, … de la House of Hope, un reducto de amor y servicio por y para ellos.

Emoción máxima, alegría extrema, felicidad, en suma.

Agradecer también al Dr Paul Young y a su esposa Lisa, por el cariño que nos demostraron en todos y cada uno de los días que estuvimos allá.

Gratitud máxima a Toñi y al Dr. José Piquer por TODO: no sólo por estos días en Zanzíbar, que nunca olvidaremos, sino por habernos dejado formar parte del NED TEAM y hacernos sentir parte de él.

¡NED para siempre en nuestros corazones!

¡¡MUCHAS GRACIAS!!

¡MIL MILLONES DE GRACIAS POR TODO SIEMPRE!

Esperanza Belenguer

Comparte en:

Scroll al inicio