Rehabilitación y fisioterapia infantil en House of Hope Zanzíbar

Estamos muy contentos de iniciar el programa de rehabilitación y fisioterapia infantil para niños con hidrocefalia y espina bífida en la House of Hope de Zanzíbar, el centro sociosanitario que la fundación NED apoya desde 2021. Gracias a la ayuda concedida por la Fundación Mutua Madrileña  vamos a ofrecer sesiones de fisioterapia a niños con necesidades de rehabilitación y estimulación motora.

Actualmente hay más de 400 niños registrados en la House of Hope. Todos se beneficiarían de acudir a fisioterapia. Pero la mayoría no tiene acceso a este apoyo. En muchos casos, el tratamiento fisioterapéutico continuado es lo que marca la diferencia entre poder andar o no caminar nunca. Para la mayoría, este apoyo es lo que les permitirá ganar mayor autonomía e independencia en el futuro.

Acondicionamiento del espacio

Para poner en marcha este programa, hemos acondicionado el espacio exterior donde se realizarán las sesiones. Se ha ampliado el techo y se ha protegido la cubierta exterior para crear sombra y evitar filtraciones de la lluvia. Se han instalado ventiladores en el techo para ventilar el espacio y que pueda ser utilizado durante las horas de más calor. Un pintor local, Khamis Hassan, ha pintado el espacio con motivos infantiles: una auténtica obra de arte 🙂

Evaluación individual de los niños

Esta semana hemos comenzado las evaluaciones los niños. El Dr. Abdul, médico especialista rehabilitador del Hospital Mnazi Mmoja, coordina este programa y cuenta con el apoyo de un equipo de fisioterapeutas locales y voluntarios de NED. Estas evaluaciones nos permiten conocer las necesidades de cada niño y establecer objetivos individuales para evaluar su progreso.

Equipos de asistencia adaptados 

Esta semana también ha llegado el primer lote de material y equipos para fisioterapia. Para ello hemos contado con la colaboración de Kyaro Assistive Tech, una empresa social con base en Arusha (Tanzania) especializada en producir dispositivos de asistencia diseñados en colaboración con los usuarios y adaptados al contexto local. Esta empresa está liderada por Colman Ndetembea, emprendedor ingeniero, fundador de Kyaro y trabajador incansable. Ya hemos instalado el equipo. Ha sido bonito ver a los padres involucrados, desembalando y ayudando con el montaje y la colación de las barras. Saben que este nuevo espacio es para sus hijos y para ellos.

Detrás de este bonito proyecto hay muchas personas, aunque solo unos protagonistas: los niños y niñas de Zanzíbar que más necesitaban este apoyo. Nada de esto hubiera sido posible sin la fuerza, el trabajo y la dedicación del equipo de la House of Hope: Ruwayda (mama Mariam), Khadija, Hussein, Ramla, Omar, Hadia, Fatma… ASANTE SANA.

Comparte en:

Scroll al inicio